jueves, 13 de noviembre de 2008

El arte de aprovechar las sobras

Cuando es tiempo de apretarse el cinturón,es en el ocio, la ropa y la alimentación donde se tiende a reducir el presupuesto para poder llegar a fin de mes.
Es por eso que, en cuestión de ahorro, resulta de lo más interesante aprender a aprovechar esos restos y sobras que muchas veces llegan a la basura antes de lo necesario. Pequeños trucos que ya usaban nuestras abuelas, y las abuelas de nuestras abuelas, y que nunca están de más
Por ejemplo: uno de lo más recurridos consiste en reutilizar los restos de pollo, carne o pescado para la elaboración de deliciosas croquetas o empanaditas .
También es muy recurrente utilizar la carne usada para un cocido o un caldo y convertirla en un sabroso guiso de carne con tomate y pimientos.
Si hemos tenido una celebración y nos ha quedado abierto vino blanco o champán, ¿qué tal preparar un sorbete con ese sobrante añadiéndole helado de limón?
Los restos de verduras, hortalizas o legumbres pueden transformarse al día siguiente en una apetitosa crema .
Otro ‘clásico’ de la reutilización pero que a veces parecemos olvidar es la fórmula ‘fruta a punto de pasarse’ deliciosa macedonia con azúcar, yogur o miel.
También con los huevos, nada como un revuelto para aprovechar los restos más variados de comida. ¡Más que socorrido!
El pan del día anterior resulta duro y gomoso pero... ¿ por qué no lo usamos para preparar una sabrosa sopa, para esa crema de la que hablábamos antes ?
Otra idea: la ensalada rusa sobrante puede convertirse en el relleno de unos ricos rollitos de jamón .
¿Y tú?, ¿cómo aprovechas las sobras de comida ?
Publicar un comentario