lunes, 10 de noviembre de 2008

Depresión posparto

La depresión posparto, que afecta al 13 por ciento de las mujeres, podría prevenirse en un futuro a través de un pequeño test genético,la depresión posparto desde un punto de vista genético parece tener un mecanismo diferente al que actúa en otros tipos de depresión, debido a la interacción de dichos genes con los cambios hormonales que se producen en el posparto", explica Julio Sanjuan , profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de Valencia y jefe de uno de los grupos de investigación de la red española de investigación en salud mental CIBERSAM.
Sanjuan, coordinador e investigador principal del proyecto y otros 24 especialistas son los autores del trabajo publicado el pasado día 1 de noviembre por el British Journal of Psychiatry
Según la investigación, la diferencia desde el punto de vista genético entre una depresión normal y la que se produce en el puerperio estriba en que "las variaciones de algunos de los genes que regulan la serotonina (neurotransmisor responsable del estado emocional), que se ha asociado repetidamente al riesgo de padecer depresión, son variaciones protectoras para la depresión posparto". Se vislumbra una vía para que el remedio no sólo sea el apoyo social, sino que "en un futuro, a través de un pequeño test genético, se pueda suponer qué mujeres van a tener más riesgo y van a necesitar un tratamiento preventivo antidepresivo o alguna terapia de apoyo tras el parto"El problema es que estas mujeres que deberían estar felices por tener un hijo, se sienten muy culpables por no estarlo. Esto hace que el cuadro se agrave. Piensan que no pueden cuidar al niño suficientemente bien y se culpabilizan por ello".

laopinion.es » Ciencia y Tecnología
Publicar un comentario