lunes, 29 de diciembre de 2008

Gente tóxica

"Mala gente que camina y va apestando la tierra", profetizó Antonio Machado en unos de sus poemas y ahora nos preguntamos, ¿existe la gente tóxica? Todos los especialistas coinciden en que la gente ponzoñosa existe y provoca daño al resto.
Los neurocientistas afirman que la gente "tóxica" está encarnada por aquellos seres que perturban el bienestar ajeno y vampirizan al semejante.
Cuando dos cuerpos se convienen entre sí, multiplican su potencia. Y cuando no lo hacen se produce un mal encuentro, semejante a una especie de envenenamiento", explicó a La Nación el filósofo Tomás Abraham.
Para conseguir una convivencia tranquila y feliz, Lillian Glass sugiere aplicar una serie de antídotos contra la negatividad. Una solución consiste en mantener el sentido del humor. Relajar las tensiones y divertirse. Según Lillian Glass, la fórmula perfecta para desintoxicar las relaciones humanas consiste en comunicarse para afrontar lo que nos molesta del otro y decirlo sin tapujos.
"Si uno se topa con gente buena, debe tratar de imitarla. Si uno se topa con gente mala, debe examinarse a sí mismo".

Publicar un comentario