jueves, 4 de diciembre de 2008

Stieg Larsson


Stieg Larsson apenas comía y en un día llegaba a fumarse hasta cuatro cajetillas de Marlboro Light.Podía beberse hasta veinte cafés y así, por las noches, después de volver de la revista donde trabajaba, escribir sin descanso las andanzas del periodista Mikael Blomkvist y de la salvaje Lisbeth Salander, la hacker menuda y tatuada que le acompaña en sus pesquisas. Larsson (Västerbotten, 1954-Estocolmo 2004) llegó a escribir 1.500 páginas que jamás vio publicadas.
Uno de sus mejores amigos, el reportero Kurdo Baksi recuerda que le reveló que había escrito tres novelas sobre un reportero sagaz y una joven y arisca hacker y le dijo : "Son los mejores libros que ha escrito un sueco"
Hoy la trilogía Millennium es un fenómeno editorial internacional.Sus tres novelas, la trilogía Millennium, se convirtieron en un éxito inmediato: cerca de ocho millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, con los derechos adquiridos en 35 países, según la editorial sueca, Norstedts. Millennium ha sido líder de ventas en Francia y ya se preparan las adaptaciones al cine y la televisión. Larsson, sin embargo, no vivió para verlo. Falleció de un ataque al corazón el 9 de noviembre de 2004, poco después de entregar el manuscrito de la tercera novela y antes de que se publicara la primera.
Publicar un comentario