miércoles, 10 de diciembre de 2008

Valores que me Valoran

"Es que ya no hay valores" más de alguna vez hemos escuchado o dicho esta frase
Los valores morales son principios para movernos dentro de ciertas normas que nos dicte nuestra conciencia y nuestro corazón
Así como la luz y la oscuridad son extremos de una misma vara, los principios cohabitan con sus antagónicos que respiran y piden atención. Cuando una persona, más que ser puntual, abandera su puntualidad, siempre estará rodeada de impuntuales que le recuerden lo puntual que es; y tendrá que cargar con la condena de siempre esperar. ¿Solución? Aceptar que lo bueno y lo malo son relativos, y habitan en el propio valor. Y que un valor es sólido no cuando cargo con su peso, sino cuando entiendo que, ante una situación, yo escojo una postura, acción o actitud, y ella me permite vivir el valor que más paz me deje, sin necesidad de negar el opuesto, y mucho menos juzgarlo en el otro.
La" mala " persona que hay en ti, si no la canalizas, te puede enfermar, y es posible que te haga hacer cosas de forma inconsciente, para que venga la "buena" a castigarte con la culpa .
La vida es un camino donde todo cabe, donde no podemos ver sólo lo que tiene luz, porque lo que está a oscuras también existe y nos llama la atención.
Un ser consciente acepta sus oscuridades y les da luz para utilizarlas y trascenderlas en la evolución. Esta actitud nos garantizará tolerancia y comprensión ante nuestros semejantes
Carlos Fraga
Publicar un comentario