martes, 6 de enero de 2009

Corazón más sano

Con la Navidad dando sus últimos coletazos llega el momento de cuidar de nuevo la alimentación, no sólo de cara a recuperar la línea sino también la salud y el buen funcionamiento de nuestros órganos, algo ‘estresados’ con tanta comida . Así, por ejemplo, uno de los que más sufre es el corazón, que puede llegar a verse seriamente perjudicado si la dieta que seguimos resulta desequilibrada o cuenta de forma continuada con un aporte excesivo de calorías......¿qué alimentos son los más recomendables y cuáles los más desaconsejados en una alimentación cardiosaludable?
Los alimentos beneficiosos se fundamentan en su escaso contenido en ácidos grasos saturados y su bajo contenido en sal y en calorías. Las frutas, las verduras, las carnes magras, los pescados azules, las grasas vegetales y los cereales son recomendables en este sentido.
Los alimentos con alto contenido en grasas saturadas de origen animal elevan el colesterol y que perjudican el corazón. Son, entre otros, la yema de huevo, mantequilla, carnes de cerdo, embutidos, manteca, leche entera o quesos. Igualmente, los alimentos muy salados, las conservas o los mariscos elevan la tensión arterial. Los alimentos hipercalóricos tomados en exceso favorecen la obesidad, lo que, con el tiempo, perjudica seriamente el corazón.
El sobre peso y la obesidad son factores de riesgo para padecer enfermedad cardíaca. Esta última guarda relación directa con la alimentación hipercalórica,
La hipertensión arterial lesiona las arterias coronarias y además representa un esfuerzo extra para el músculo cardíaco así que , cuidado con la sal.
La vida sedentaria, tan habitual en nuestros días, es otro elemento de riesgo.
Info:HOLA
Publicar un comentario