jueves, 15 de enero de 2009

La respiración

No nos damos cuenta de que respiramos sin embargo la respiración siempre está allí y fluctúa con nosotros según nuestros estados anímicos: agitándose o relajándose.
Para respirar adecuadamente, es importante inspirar siempre por la nariz, ya que las fosas nasales actúan como un filtro natural, además de igualar la temperatura del aire a la del cuerpo. Procura llevar el aire hasta llenar los pulmones; quedarse a medias hace que nos sintamos cansados antes de tiempo.
La importancia de la respiración va más allá de los aspectos fisiológicos y bioquímicos porque sobre ella también actúan las emociones y los pensamientos.Una respiración consciente y relajada puede eliminar mucho más que toxinas: nos ayuda a liberar las tensiones y agresiones
Y una de las ventajas adicionales de respirar a fondo es que se refuerza la musculatura del vientre, la zona de los riñones y la espalda, lo que ayuda a mejorar la figura y darle un aspecto más esbelto. Además, si te encuentras estresado, prueba a respirar hondo: probablemente recuperarás la tranquilidad

Publicar un comentario