viernes, 16 de enero de 2009

Los geriátricos

El tema es complejo pero cuando llega la hora de tomar decisiones importantes una de las que se postergan más es la internación de un adulto mayor en establecimientos geriátricos. Existen muchas causas que prolongan la decisión; una de ellas se debe a la sensación de culpa existente en la familia y el consecuente sentimiento en éstas donde el "imaginario social" cree que la internación implica "sacarnos a estos viejos de encima " .
Debemos hacernos algunas preguntas que nos deciden o no a favor de una internación: ¿Cómo es la movilidad de este adulto mayor? Si es reducida o no ¿cómo es la lucidez mental? Si hay conciencia espacial y temporal, ¿La independencia general? Física y psicológica.
Los movimientos que se producen en las familias ponen en primer plano la pregunta sobre la unión familiar esto es: colaboración monetaria, cooperación, enfrentamientos, discusiones etc. , pueden aflorar hechos del pasado y sentimientos ambiguos entre los miembros, para lo cual la importancia de la comunicación es esencial.
Es aconsejable consultar un psicólogo, en lo posible especializados en geriatría, quienes a través de entrevistas familiares podrán avalar la decisión de internación o no y contener a los miembros de la familia ya que la red de apoyo más importante para el anciano está constituida por su familia es por ello que el tema debe de tratarse con mucho respeto hacia nuestros ancianos .
La tercera edad es una etapa que conviene manejarla a través de la comprensión , es un periodo donde hay que buscar un criterio familiar compartido para beneficiarlos ya que en alguna medida debemos retribuir lo que ellos hicieron en otro tiempo por nosotros
Publicar un comentario