viernes, 2 de enero de 2009

Metas de fin de año

Claridad en la meta , es el primer paso fundamental que debemos dar , camino al preciado sueño que se tiene.
Cuando las personas no tienen claridad hacia dónde dirigir sus pasos, cualquier viento que sople será bueno… pero lo más probable es que nos lleve a un lugar en donde no queríamos estar.
En cambio, cuando se tiene clara visión se facilitan muchas cosas: en primer lugar, será más fácil tomar decisiones, porque se tendrá una idea mucho más específica de qué cosas permitirán que nos acerquemos a ese sueño y qué cosas nos alejarán.
La otra gran ventaja es que estaremos instalando una especie de “chip” en el cerebro que hará que se convierta en un radar, captando las oportunidades, personas o circunstancias que se nos presenten en el medio ambiente que nos ayuden y empujen a llegar adonde queremos.
No tengamos miedo, seamos ambicioso. Entre más claridad tengamos más fácil será que consigamos nuestras metas. Así es como empiezan los sueños.
Ahora bien, muchas personas tenemos miedo de soñar. ¿Sabes por qué? Porque o bien consideramos que llegar a la meta está muy lejos o lo que es peor, nos sentimos incapaces de lograrlo.
Merecemos crecer. Merecemos ser grande. Merecemos ser feliz. No permitamos que nada ni nadie nos lo impida, ni siquiera nuestras propias limitaciones. Luchemos con uñas y dientes por lo que queremos. ¡Vale la pena !
Publicar un comentario