sábado, 11 de julio de 2009

¡El rosa!


¡Atrévete con el rosa!Durante décadas ha sido el color que se asociaba a las niñas, pero esta tendencia ha cambiado y hoy es uno de los colores preferidos por ellos y ellas. Como no podía ser de otra forma, la decoración también ha tenido mucho que ver en esta evolución y hoy día podemos ver casas diseñadas alrededor de esta gama de color. La combinación que permite con el resto de tonos es fantástica, aporta luminosidad, alegría y, sobre todo, originalidad.
La gama de los rosas y fucsias se usan generalmente en los estampados, realizando combinaciones con tonos verdes, pero existen múltiples posibilidades si lo del estampado no te convence. Un fucsia o incluso un tono morado combina a la perfección con las gamas de los amarillos, proporcionando una enorme luminosidad y, pese a lo que pueda parecer, no recarga en absoluto el ambiente. Si mezclas los tapizados de la gama de los rosas con tonos muy claros en las paredes, preferiblemente el blanco, conseguirás un aspecto de absoluta claridad y limpieza que hará que te cambie el ánimo nada más entrar en casa.
Alegría y sensación de amplitud . Otros tonos que combinados con el rosa pueden provocar un efecto deslumbrante son los naranjas. Si nos decidimos por esta mezcla y no quieres que sea demasiado llamativa, solo tienes que elegir los tonos más suaves de la gama, inclinandote por los tonos pastel, que darán un aspecto acogedor y dulce a tu casa.
La decoración permite multiplicidad de formas, colores y estilos, pero si quieres evitar que tu casa sea una copia de la del resto de tus amigos o familiares, lo mejor es hacer una apuesta arriesgada. No te arrepentirás y lograrás darle a tu hogar un auténtico toque personal. ¿Qué estás esperando?
Fuente: HOLA .COM
Publicar un comentario