miércoles, 18 de agosto de 2010

René Lévy

René Lévy, uno de los impulsores de la cocina macrobiótica, falleció esta madrugada , en la localidad francesa de Saint Gaudens, donde regentaba un hotel restaurante que desde su apertura, hace más de 30 años, han visitado miles de personas de distintos países.
Lévy, de 83 años y natural de Toulouse ,Francia, estuvo activo hasta ayer mismo y hoy 18 de Agosto, a las 4:40 horas, sufrió un paro cardíaco que acabó con su vida.
Según informaron hoy sus colaboradores, poco antes de sufrir el paro del corazón se despertó, dijo sentir una molestia en el pecho y algo después falleció, por lo que el médico que se encontraba en el centro de Saint Gaudens destacó que había tenido "una muerte bella".
Lévy era uno de los discípulos del japonés George Ohsawa, considerado el creador de la macrobiótica, un sistema filosófico y práctico basado en la existencia de dos fuerzas primordiales, opuestas pero complementarias, llamadas yin y yang, que permitirían incluso la curación de enfermedades mediante la alimentación.
Tras recibir sus enseñanzas, a partir de 1966 Lévy empezó a dar conferencias en distintos países europeos como Francia, Italia, Alemania y España.
Casado y padre de cuatro hijos, en 1979 abrió el centro macrobiótico "Cuisine et santé" de Saint Gaudens, en el que se han alojado hasta ahora miles de personas procedentes de todo el mundo interesadas en conocer los beneficios de este tipo de alimentación natural basada en los cereales.
Lévy integraba en su cocina los principios de la naturaleza y buscaba con ello proporcionar felicidad y salud.
Los seguidores de René Lévy continuarán impartiendo sus enseñanzas en el hotel restaurante que él abrió y que seguirá en funcionamiento pese a su muerte.
A continuación una receta macrobiotica

Espaguetis con híerbas

Ingredientes

80 g de espaguetis integrales


sal marina

aceite de sésamo o de girasol

albahaca

perejil

ajo (a gusto).

Preparación:Hervir los espaguetis de la manera acostumbrada. Colarlos y condimentarlos con aceite crudo en el que se haya mezclado abun­dante albahaca y perejil picados y un poco de sal marina. También se puede preparar la salsa una hora antes, condimentándolas con un diente de ajo que más tarde se retira.

Publicar un comentario