sábado, 5 de noviembre de 2011

Redes sociales y gastronomia


Gracias a las redes sociales y los dispositivos móviles, todos podemos ser críticos gastronómicos. Gracias a los blogs, todos podemos preparar una receta de alta cocina. Chefs y profesionales de la tecnología discutieron el tema recientemente en Barcelona.
Hoy en día enviamos mensajes a través de una "mora", nuestro proveedor de internet móvil probablemente es una "naranja", descargamos música con una "manzana" y el videojuego más famoso del mundo transcurre en el "Reino Champiñón".
Hace algunos días, un grupo de cocineros, bloggers y empresas de tecnología de Europa y otras regiones del mundo se reunieron en Barcelona para probar que el vínculo entre los dispositivos informáticos y lo que nos llevamos a la boca va mucho más allá.
El evento, con el nada apetecible nombre de Gastronomy & Technology Days, nació de la colaboración entre el chef Ferrán Adrià, reconocido como el mejor del mundo, y la Fundación Telefónica, afiliada a la empresa de telecomunicaciones.
La primera sorpresa de los asistentes fue encontrarse con un Adrià sinceramente admirado con las posibilidades que ofrecen plataformas como Facebook y Twitter, o los cientos de miles de "apps" para dispositivos móviles. "Tenéis que enseñarme eso", repetía.
Lo cierto es que la relación de redes sociales, blogs y nuevos dispositivos de comunicación con lo que ponemos en nuestros platos, es cada vez mayor. Y el pronóstico es que se hará cada vez más importante.

Cocinar para Twitter

El blog Gastronomía&Cía, con más de 40.000 visitas diarias, es, sin duda, una referencia en España para todo lo relacionado con el mundo de la alimentación. Javier, uno de sus fundadores, le explicó a BBC Mundo cómo ve la relación entre tecnología y gastronomía.
"¿Quién llena los restaurantes? ¿Los críticos o los tuiteros, la gente de a pie? Los críticos pueden dar una buena crítica, pero ¿a qué segmento de población llegan? Lo que interesa es un canal capaz de llegar a cualquier segmento de población", explica Javier.
"Ellos se dan cuenta de que (el uso de las redes sociales) es una forma 'fácil' de llegar a su cliente objetivo, que su cliente les conozca y de facilitarles el Gastrónomos del Ebro.
Txaber Allué, autor del blog El Cocinero Fiel, le dijo a BBC Mundo que el impacto de estas nuevas tecnologías ha sido "brutal". "Ahora los consumidores tienen información de todo tipo sobre los restaurantes y demás negocios relacionados con la gastronomía", afirma.
Como ejemplo de esto, Javier cuenta que "hay un restaurante en el País Vasco que lo único que tiene que hacer es decir en Twitter:'acabamos de comprar estas merluzas' o 'tengo disponible una mesa de seis', y enseguida tiene un mensaje de respuesta".

En internet antes que en la despensa


"La gente con acceso a internet en casa, cuando se plantea hacer una nueva receta, lo primero que hace es buscarla en la red, para ver qué versiones encuentra o quien le facilita el trabajo", explica Allué.
Y agrega que "si lo que quiere es ir a un restaurante que no conoce, no sólo pregunta a sus amigos en Facebook, sino que existen múltiples páginas con comentarios de los usuarios, valoraciones, rankings…".
Internet se ha convertido, entonces, en un intermediario entre nosotros y lo que nos llevamos a la boca, en general.
Para que este proceso de comunicación sea cada vez más abierto, los bloggers y expertos en tecnología dicen que lo que hace falta es que los cocineros y los propietarios de restaurantes se involucren más activamente en participar en las redes sociales.
En la sesión inagural del evento, Ferrán Adrià les decía a los participantes: "esto de la tecnología tienen que desarrollarlo ustedes, nosotros desde la cocina estamos dispuestos a colaborar".
Nadie en el auditorio se atrevió a decirle lo que muchos estaban pensando: "para que esto funcione, maestro, de vez en cuando los chefs tienen que soltar el cuchillo y mandar un tuit".

José Baig  en  BBC versión mobil




Publicar un comentario